Opinión: Regresando de vacaciones ¿Y ahora qué?

Al regresar de las vacaciones, probablemente y como mínimo se encontrarán con unos 450 correos que leer, sin considerar los spam, una serie de pendientes que no fueron finiquitados en su ausencia y otras cuantas urgencias más que requerirán toda su atención.

Sin embargo, qué sucede con aquello que es importante y que no es urgente. Aquello que quedó postergado prácticamente durante todo el 2016, para cuando “tuviera tiempo”. Como por ejemplo el orden de la oficina, el mejorar las relaciones con los compañeros de trabajo, la planificación personal para mejorar la eficiencia y trabajar lo justo para llegar a tiempo de compartir en casa o ir a hacer deporte u otro hobby en el que “fluya”.

Los invito a detener el círculo vicioso clásico, salir del piloto automático y establecer algunas metas (no más de tres), que sean relevantes y alcanzables durante este primer mes de regreso al trabajo.

info@tgli.cl

¡Puedes escribirnos!