Entrevista a Neven Ilic

Neven Ilic, presidente de la Organización Deportiva Panamericana:

“Para mí fue siempre muy importante, y una cosa básica para cualquier presidente, tener la puerta abierta para los deportistas”

Este mes tuvimos el honor de conversar con una de las personas con mayor trayectoria en la dirigencia deportiva en Chile. Neven Ilic, compartió con nosotros su experiencia liderando organizaciones.

Más allá de tu rol, como actual presidente de la Panam Sports, ¿Quién es Neven Ilic? ¿Qué te identifica como persona y como ser humano?
Soy un amante de mi familia, me gusta el deporte, trato de ser cálido con la gente, creo que vivimos en un mundo en donde ser cálido hoy en día se agradece y he tenido la bendición de que me ha ido bien en mi profesión. Me siento con el deber de alguna manera de devolver eso a mi país y elegí hacerlo a través del deporte. Quien decide tomar el deporte como una parte importantísima de su vida, vale la pena apoyarlos tratando de poner lo mejor de mí para ayudar a este grupo de personas que a mí me parece fantástico.

¿O sea, hay una conexión total entre quién eres y lo que haces?
Siempre he sido amante del deporte y debo reconocer que durante muchos años de mi vida me extrañó y después me molestó escuchar cosas negativas a través de los medios de lo que era el deporte chileno, y por esas casualidades de la vida tuve la posibilidad de entrar al tenis y descubrí un mundo que me apasionó, porque me parecía que uno con sus habilidades, muchas o pocas, podía ayudar .

¿Qué es para ti ejercer liderazgo?
Manejar la palabra líder o liderazgo no son cosas fáciles y menos cuando uno se las quiere adjudicar, yo creo que al final los liderazgos uno los toma, la gente los valora y de alguna forma te adjudicas ese título que a mí me parece muy relevante y con mucha responsabilidad. No es una palabra por ser palabra. Creo que la responsabilidad del líder tiene que ver con que tus equipos de trabajo sean capaces de confiar en ti, de que tú seas capaz de tomar decisiones, muchas veces equivocadas y seas capaz de reponer el camino…
Yo no tengo miedo a tomar una decisión y equivocarme, porque creo que la habilidades te llevan a reconocer un error y retomar el camino. Le tengo mucho más miedo a no saber hacia dónde voy y esa es una de las cosas que me gustan de un líder. No me importa que la gente se equivoque, me importa que la gente sepa para donde va, porque los errores son arreglables y todo el mundo es capaz de cometer un error. Me encanta como líder de algún área hacer que la gente que trabaja conmigo se sienta que es parte del proyecto, todos tienen libertad de crear y de equivocarse también, es muy difícil que yo me moleste con una persona que se equivocó cuando vi que hizo un esfuerzo por tratar de sacar un área adelante. Prefiero gente que se arriesga, que toma decisiones, que la gente, que por no equivocarse, está sentada esperando que tú le digas que tiene que hacer. Hoy día mi empresa funciona y me permite hacer este otro tipo de actividades, porque el equipo que tengo es de primera y es de primera, porque en el tiempo han ido teniendo toda la responsabilidad necesaria y han demostrado que son capaces de hacerlo y en muchos aspectos incluso mejor que yo, y eso mismo hice en Comité Olímpico y eso mismo estoy haciendo en Panam Sport, ser respetuoso de la gente. Creo que lo que a mí me permitió tener una buena relación, convivencia y crecer con el mundo del deporte, fue valorar a cada uno en su medida y darles las oportunidades, dejarlos volar también. Muchas veces me criticaron por dar oportunidades y esos riesgos fueron generando cosas positivas.

“ Yo no tengo miedo a tomar una decisión y equivocarme, porque creo que las habilidades te llevan a reconocer un error y retomar el camino, le tengo mucho más miedo a no saber hacia dónde voy y esa es una de las cosas que me gustan de un líder.”

¿Y quienes para ti son grandes líderes?
De quien yo admiro por decisiones tomadas, o que fue mi guía, aunque suene muy de cerca, pero muchas de las formas de vida que yo tengo son aprendidas en mi familia, en mi casa, en mi padre, que también fue una persona que tiene las mismas condiciones que yo. Te estoy relatando, una persona que siempre soñó, que se arriesgó, que le fue bien o mal en la vida, pero siempre tuvo ideas de cómo salir adelante y esa forma de enfocar la vida se quedó en mí y en mis hermanos.
¿Cómo ves el liderazgo en las organizaciones deportivas chilenas?
Yo creo que en general el mundo dirigencial deportivo es súper fácil de criticar, sobre todo cuando uno no ha vivido la experiencia de estar dentro de ese mundo, y yo siempre he dicho que valoro mucho lo que hacen los dirigentes de federaciones, clubes, porque es un trabajo muy ingrato en este país. La gente cree que es fácil, la gente se pregunta por qué no somos más efectivos, porque es difícil, gente que tiene la mejor disposición del mundo por aportar al deporte y no siempre las capacidades necesarias para ser exitoso, pero sin embargo, desde afuera se exige que ese dirigente que trabaja en forma gratuita, que hace lo mejor que puede, pero era el único que estaba disponible al momento de elegir… es re fácil criticarlo, pero yo prefiero valorar, yo prefiero a quien tomó la opción, decidió dedicar parte de su tiempo con errores.

¿Cuál podría ser el espacio de mejora?
Perfeccionarse… el mundo del deporte es completamente amateur desde las dirigencias hasta muchos aspectos del desarrollo del deporte y los caminos para eso son perfeccionarse, muchas veces incluso la gente se niega a perfeccionarse, se niega a ser medido, cosa que es un temón, que es transversal en todo tipo de actividades, pero como en todas la empresas, como en todos los desafíos, si la gente tiene capacidades de todo tipo, es mucho más probable que la empresa sea exitosa y para ello es por elección o por perfeccionamiento y creo que ninguna de las dos cosas se dan en Chile, por lo cual se hace más difícil.

¿Cómo es liderar y compatibilizar un cargo como fue el de ser presidente del COCH (sin remuneraciones), con la vida de empresario y familiar?
Mira la primera cosa, es que si uno se ordena se puede hacer. No está la teoría de que yo no tengo tiempo, soy el que más trabajo en Chile, por lo cual no puedo… es una teoría que yo por lo menos la desmitifico claramente. Muchas veces uno está en su oficina y pierde el tiempo constantemente. Y yo decidí hacerlo así, durante 12 años estuve aquí en mi oficina de 9 de la mañana a 14:30, donde trataba de optimizar mi tiempo a más no poder en mi negocio que es la construcción, el tema inmobiliario y a las 16:00 llegaba al comité olímpico hasta las 21:00, y lo adopté como política, y tenía tiempo suficiente para atender mis cosas de mi oficina y atender las cosas del comité olímpico, que era bastante agobiante, pero si me permitía hacerlo. En el tema familiar, ese tema sí que es relevante, porque si uno para este tipo de cosas no tiene el apoyo irrestricto de su señora y de sus hijos o un entendimiento de lo que estoy haciendo, es mucho más difícil, pero yo en ese sentido debo decir que el apoyo de mi familia, mi señora y de mis hijos en todas esas locuras que se le ocurren al papá de repente, es un tema que nunca ha tenido ni un sí ni un no, nunca me lo han cuestionado, nunca me lo han criticado. Lo que, si debo decir también, que, dentro de mi ordenamiento, yo trabajaba en el mundo olímpico de lunes a viernes, y recibía múltiples y todo tipo de invitaciones a todo tipo de torneos e inauguraciones para el sábado y el domingo y creo que en 12 años debo haber ido a una o dos, de manera que mi familia si sabía que podía contar conmigo el sábado completo y el domingo completo.
Aparecen 2 principios claves de la gente altamente efectiva, que es el poder ordenarse, poder planificarse muy bien y también algo que es muy relevante que es el saber decir que no.
Yo creo que en la vida es importante saber decir que no, efectivamente muchas veces cuesta, pero hay que saber hacerlo. Yo la verdad es que fui siempre de la misma línea, se entendió y se los habré explicado a los primeros que me habrán invitado, pero después ya se corrió la voz de que para que seguimos invitándolo si sabemos que no va a ir, pero si había algo dentro de la semana, iba.
¿Qué características personales destacas en ti, para haber sido elegido por tres períodos consecutivos como presidente del COCH, presidente de la ODEPA y también para ser nombrado miembro del COI?
Yo creo que en el tiempo, en el mundo del olimpismo se fue construyendo una imagen, no solamente mía, sino que de un Comité Olímpico chileno que parte en muy malas condiciones, con muy malas relaciones internacionales y que poco a poco va haciendo un trabajo y que va demostrando de que es capaz de salir adelante. No le tengo miedo a tomar los riesgos, estoy dispuesto a hacer el trabajo, y tampoco le doy un gran valor a perder. Acuérdate que yo fui con la candidatura de Santiago con los panamericanos y perdimos con Lima, me dolió en el alma, pero parece que haber hecho eso y haber perdido, fue construyendo, para que después la gente fuera apreciando, que mi propuesta iba y si se perdía, seguíamos trabajando, mejorándola para volver a presentar algo mejor. Yo creo que se apreció eso, tratar de competir, perder y seguir compitiendo, ir mejorando las propuestas y las relaciones humanas, que en este minuto son mucho más importantes de lo que uno cree, y al final se valoró de una forma increíble tener a un chileno como Presidente del deporte Panamericano. Yo creo que no lo soñó nunca nadie y yo tampoco. En Chile yo creo que se fue reconociendo un trabajo honesto también, con errores, obviamente, pero también volvimos a apostar y construimos el centro de alto rendimiento, que nadie creía, fuimos capaces de sacarlo adelante, eso fue también una locura. Cuando lo planteé la gran mayoría pensó el señor Presidente está medio loco, pero lo hicimos, ahí está. La otra cosa que para mí fue siempre muy importante, pero que no me parece ninguna gracia porque es una cosa básica para cualquier presidente, es tener la puerta abierta para los deportistas, yo terminé con una relación muy cercana por el hecho de que fui capaz de escucharlos y de nuevo sus planteamientos eran problemas que para ellos eran gigantes y que para mí no era muy difícil ayudar a que él lo solucionara. Estábamos disponibles para y si no podíamos ayudar, también éramos capaces de decir “no te puedo ayudar en esta área”. Yo creo que tengo la característica de tratar de hacer muchas cosas, me arriesgo, busco lugares, desarrollo proyectos, soy capaz de soñar y de hacer lo que sea necesario para sacar adelante esos sueños, pero necesito un equipo que me vaya “ordenando la estantería”, ordenando mis ideas, bajando a la tierra esos sueños.

¿Principales aprendizajes que rescatas de tus errores?
He aprendido que la vida está hecha para arriesgarse y que no le tengo miedo a equivocarme, que los riesgos deben tener límites, porque a veces se pasan y tienen consecuencias relevantes y no tienes la misma fuerza para sacar adelante esa idea loca. He aprendido que no hay nada mejor en la vida que llevarse bien con las personas, no tener cosas tapadas, ocultas, cosas raras, rencillas. Mucho más fácil es decirse las cosas y vivir en paz, a medida que van pasando los años, vivir en paz es un bien muy preciado. He aprendido que, si eres capaz de ser deferente con la gente, la gente termina por apreciarlo y es deferente contigo. Si tú crees que por tu cargo o cualidades tienes el derecho de pasar por arriba de las personas, creo que es un tremendo error, las personas tienen muchos más derechos que tú y cuando están trabajando debajo tuyo merecen mucho mejor trato. Yo no tengo ningún pelo en la lengua para decirle a una persona cuando se equivocó, cuando me decepcionó, cuando hizo mal su trabajo, pero creo que en las cosas hay formas y formas de decirlas y en eso trato de ser muy cuidadoso.

¿Qué paralelo puedes hacer entre el mundo deportivo, olímpico y el mundo de las empresas?
Yo creo que son mundos muy similares, por eso es por lo que volvemos a una de las preguntas anteriores, por qué vamos a suponer que una federación va a funcionar como un cohete, si es que las personas que están ahí, no necesariamente tienen las capacidades para poder desarrollar ese cohete. Cuando uno elige un gerente general de una gran compañía obviamente paga por cincuenta mil estudios y se elige a la persona que cumple con todas las características. En el mundo del deporte tenemos liderando las diferentes instituciones a gente que estuvo dispuesta a estar, por eso cuando la gente critica al mundo federado tiene un dejo de injusticia porque al final critican a la única persona que fue capaz de decir ok, aquí estoy y estoy dispuesto a sacar esto adelante. Por eso creo que, si uno espera que en el deporte chileno, las instituciones, funcionen como una gran empresa exitosa, bueno, hay que darle las mismas condiciones que tiene una empresa exitosa, liderazgo de gran envergadura y recursos económicos correspondientes .

En esta nueva etapa en la que te encuentras hoy, ¿cuáles son los desafíos que se vienen?
Estoy en una institución muy ordenada y con unos recursos económicos bien importantes, pero con mucho por hacer como padre de la región de alguna manera, porque si bien como Comité Olímpico a mí me tocaba relacionarme con las federaciones que en general eran muy carentes, es increíble ver que, como presidente de la Organización Panamericana, que los Comités Olímpicos también son carentes, al final la cadena se hace muy complicada para que los recursos, las ayudas o las nuevas visiones lleguen al más importante de toda esta cadena que es el atleta. Entonces lo que hemos tratado es mejorar la imagen en términos de marketing de esta marca, que increíblemente estaba muy dejada de lado, es una empresa que estuvo detenida en el tiempo durante muchos años y estamos también reforzando la parte técnica, de ver cómo le ayudamos nosotros como representante de América, a cada uno de los países, para que puedan tener un buen desempeño.
Mira, yo hable con ellos y mi filosofía es “yo no te voy a decir lo que tienes que hacer, el único que sabe cómo se desarrolla el deporte de mejor manera en tu país eres tú, por lo cual no esperes de mí que yo me siente al lado tuyo y yo te diga esto se hace así pum, pum, pum, pum, a lo más te puedo transmitir mi experiencia de Chile, pero que obviamente debe ser muy distinta a tu realidad en tu país. Entonces dime tu cuál es tu proyecto y conversemos porque quizás yo también te puedo dar un punto de vista, pero es tu proyecto y lo que vamos a hacer en tu país y dime como te ayudo”. Entonces lo que estoy tratando de hacer hoy día es, llegar a cada uno de los comités olímpicos para atender las necesidades particulares conforme a la realidad del país, a la realidad económica, a la realidad de la población, a la realidad de todo, y ese es un trabajo que obviamente genera mucho desgaste porque es una atención uno a uno, pero creo que es el camino y puede ayudar a que la región crezca mucho.

mosorio@tgli.cl

¡Puedes escribirnos!